Descubre Valencia de Alcántara

Valencia de Alcántara

Valencia de Alcántara.
Historia
Monumentos
Arqueología
Comercio
Alojamiento y Restauración
Instituciones y Servicios
Agenda Cultural
vg

Valencia de Alcántara es un municipio español, en la provincia de Cáceres, comunidad autónoma de Extremadura, que comprende la villa del mismo nombre y varias pedanías como Alcorneo, El Pino o Las Huertas de Cansa. Posee el título de "Muy noble, antigua y leal Villa".

Situada en la Raya Luso Extremeña, en el corazón de la comarca natural de la Sierra de San Pedro y el Parque Natural Tajo Internacional. Cuenta con un clima mediterráneo con ligeras influencias atlánticas y en su ecosistema abundan los bosques de alcornoques y encinas, encontrando un hábitat perfecto especies como el águila imperial ibérica, la cigüeña o el buitre leonado.

La riqueza paisajística de Valencia de Alcántara es envidiable, sobre todo en su Campiña. Los Caseríos de La Aceña de la Borrega, Alcorneo, La Fontañera, Jola, Las Lanchuelas, El Pino, Puerto Roque, Las Casiñas, Las Huertas de Cansa y San Pedro de los Majarretes, convierten a esta zona en un lugar en el que perderse para disfrutar de los rincones más entrañables que nos regala la naturaleza.

El visitante puede disfrutar de su Barrio Gótico-Judío, la Iglesia Arciprestal de Santa María de Rocamador, siendo el marco elegido para la celebración de la Boda Regia que el día 7 de Octubre de 1497 enlazó a la Infanta Isabel, hija de los Reyes Católicos, y al rey de Portugal, Don Manuel «El Afortunado»; la Iglesia de la Encarnación, del antiguo Convento de Santa Clara; el Ayuntamiento; el Castillo-Fortaleza (Siglo XIII), única conservada junto a la Torre del Homenaje y al Aljibe. El visitante podrá deleitarse con restos de épocas antiguas diseminados por la Villa, el acueducto, las calzadas romanas, el Pontarrón de los Garabíos, el Puente de Piedra o la Fuente de Monroy.

Uno de los mayores atractivos turísticos de Valencia de Alcántara es su Conjunto Megalítico, uno de los más importantes de Europa y considerado Interés de Bien Cultural, formado por más de 40 dólmenes de granito y pizarra catalogados como pertenecientes al Neolítico y al Calcolítico.

La rica gastronomía es otro de los «platos fuertes», con una cocina tradicional que ha sabido conservarse a pesar del paso de los años, destacando los platos derivados del cerdo ibérico (buche, mondongas), el frite de cordero, la chanfaina, las migas o el gazpacho.

Destacan en su calendario festivo las fiestas de Los Mayos y la Cruz de Mayo, a primeros de ese mes, la Romería de San Isidro Labrador, considerada Fiesta de Interés Turístico, las Jornadas Medievales “Boda Regia” y San Bartolomé en Agosto.

Compartir

Google Play QR

Google Play QR

App Store QR

App Store QR